martes, 20 de octubre de 2015

¿Debemos dejar a los niños que vayan solos por la calle?

Me pasaban un enlace sobre este tema ayer y me quedé un poco de piedra. No solo ante los hechos expuestos sino por los comentarios de otros docentes.

El enlace original contaba que en Japón es muy habitual ver a niños de 4 o más años andar solos por la calle, viajar en transporte público e ir a comprar. Todo esto solos, con los padres en sus casitas. Por supuesto, hay quien alaba la 'noticia' pero yo me pregunto si aquí estamos preparados para esto o no.

España no es Japón.

Esto es más que evidente, creo. Japón tiene otra cultura, otras leyes, otras normas. Japón tiene otro sentir y otra vision de la infancia. Dicho esto, España no es Japón.
A veces parece que hay que recordarle a la gente en dónde vivimos y de dónde venimos, porque se les olvida. Todavía recuerdo cómo tras el Tsunami la población japonesa hacía unas colas perfectamente rectas, aguardando pacientes a su turno para recoger comida o ropa, o simplemente ser atendidos para preguntar por sus familias. Impresionante.
Si esto sucediese en España no habría policía suficiente para calmar al populacho, y las peleas del tipo 'te has colado' estarían servidas cada hora de reloj. O cada minuto, si te descuidas. ¿Que no? Ya os digo yo que sí, que no nos podemos estar quietos.

Peligros los hubo siempre.

Y siempre los habrá, e incluso vendrán nuevos. Mis padres y mis abuelos jugaban en la calle. Vale, bien, pero ahora las ciudades y los barrios están mucho más poblados que hace 87 años -edad de mi abuela- hay más tráfico y conductores imprudentes y sobre todo, hay más loco desatado.

Mi madre no me dejaba ir sola al colegio hasta los 10 u 11 años, y aún así coincidíamos porque acompañaba a mis hermanos menores. Muchas veces íbamos los tres solos juntos pero yo me hacía responsable y tenía a mi madre pegada a la ventana para vernos cruzar y entrar en el colegio. Ventajas de tenerlo en frente, supongo.

A mi no se me ocurriría ni loca de la vida dejar a mi hijo solo con 4 años irse al parque, ni viajar en bus, ni ir al colegio y por supuesto ir a la compra. Pero ni con 4 ni con 6 y muy probablemente tampoco con 10 años lo haga.

Muchas personas piensan que esto es una sobre protección de los niños pero yo creo que es simplemente precaución. Podemos enseñar a cruzar a los niños y mirar, claro, ¿pero estamos seguros de que el coche parará? ¿Lo verán bien? ¿Habrá un coche o un contenedor obstaculizando la visibilidad cuando cruce un niño? De niña, en una de esas veces que iba al colegio -y con mi madre- casi nos arrolla una furgoneta que venía mangada porque al coger la rotonda no nos vió. A mi no me dio de milagro pero a mi vecino lo golpeó, quedó en nada, pero podría haber sido grave de haber sido un crío de 6 años y no de 11.

¿Os fiais de dejarlos ir a la compra solos? Perder el dinero es lo de menos pero si el supermercado queda lejos o son muchas cosas las que tiene que traer yo no me quedaría tranquila. Y da igual, aunque solo vayan al parque. ¿Quién nos asegura que no intentarán llevárselo?
Hace no mucho me contaba una vecina del barrio que una señora se quiso llevar a una niña de la playa.
No sé, llamadme histérica, pero hay mucho tarado suelto -cada vez más- y luego las desgracias se pagan muy caras.

Los hijos del parque y los niños llave.

Esos niños que ni tienen padres ni tienen vigilancia. Esos deben ser los hijos de quienes creen que es bueno dejar a los niños solos, aunque luego den por saco dando balonazos a diestro y siniestro sin pedir perdón o sin tener cuidado, los que rompen el mobiliario del parque, los que se ponen a saltar en la zona de bebés o a utilizar los columpios cerrados o ensuciar los toboganes con barro.
Los hijos del parque, que les llamo yo.


Que decía otra persona que es mucho peor encerrarlos en casa a que se vicien con las tecnologías. ¿Por qué siempre nos vamos a los extremos? Ninguna de las dos opciones es razonable, pero en el medio hay muchas opciones.
Los niños llave, esos niños que van con la llave de casa al cuello porque sus padres no pueden -o no quieren- hacerse cargo por motivos laborales y tiene que ir y  venir de casa al cole solos. Se hacen la comida, hacen los deberes y quizás incluso van al parque solos. SOLOS.
¿Será un niño más independiente y auto nomo? Probablemente sí, porque no le quede más remedio, pero es posible que también sea un niño triste. Un niño solitario que ve a los padres a la hora de cenar y dormir, con suerte todo el fin de semana en casa.

Qué queréis que os diga, creo que en el término medio está la virtud. Hay que ver preparado al niño para darle autonomía y responsabilidades y no al revés. Ver el caracter y las habilidades de cada uno. En mi familia yo fui la mayor y con 12 años me iba con el carrito de la compra al súper, lista en mano, a hacer la compra semanal. Y luego, lo hicieron mis hermanos. No somos personas dependientes, sabemos desenvolvernos perfectamente en la vida.

Queremos apurar mucho los procesos naturales en la vida de los niños y no nos damos cuenta de que , al margen del peligro, puede ser incluso perjudicial.

No me malinterpreten, lejos de ser una amarra niños, soy de las que le dejan subirse a las sillas solo e incluso ponerse de pie sin que la criatura tenga siquiera los 2 años, por poner un ejemplo. Una temeraria, me dicen.


lunes, 12 de octubre de 2015

Libros baratos para pasar un buen rato.


Para pasar un buen rato con un libro no hace falta que nos cueste mucho. Ni siquiera que tenga unas tapas extra duras y unas imágenes bellísimas. Lógicamente, si todo esto lo tiene, mejor pero hay que tener en cuenta que también implica que el precio sube.

Algo que me he propuesto desde el nacimiento de mi hijo es comprarle un libro cada 2 o 3 meses, si fuese posible. A mi me fascina leer, aunque hace muchísimo tiempo que no lo hago y es una afición que me apetece retomar. Ahora me he aficionado a los libros infantiles, que ya me gustaban de antes, pero con otra visión tras la maternidad.

Asi que, queda inaugurada la sección de este blog sobre cuentos y libros: Libros baratos para pasar un buen rato.
No hace falta gastarse una pequeña fortuna en un libro para nuestros hijos o nuestros alumnos, los hay muy muy asequibles y son chulísimos.

Una editorial que me gusta bastante en cuanto a relación calidad-precio es Susaeta. En la librería de mi bario hay auténticos chollos de esta editorial, cuentos de entre 4 y 11€ donde los más caros son con múltiples sonidos. Lo normal es que siendo de otra editorial sean el doble de caros aunque constase de las mismas hojas o los mismos contenidos.

Para seguir estrenando la sección hoy os voy a enseñar uno de los últimos libros que hemos incorporado en casa:  Animales Salvajes.

Este cuento, que si no recuerdo muy mal rondaba los 10€, no solo tiene unas imágenes atractivas sino que tiene 10 sonidos realistas que acompañan a cada hoja. Y no solo eso, sino que tiene doble altavoz (uno por tapa) y un control para subir o bajar el volumen. Yo creo que por el precio, es un chollazo. Además, en la parte trasera trae instrucciones para cambiar la pila.

Para muestra, un breve vídeo sobre el libro.


video

¿Qué os parece? ¿Os unís a nuestro pequeño y económico club de lectura? 

¡Recomiéndanos libros!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...